"Tariqatuna sohbat wal jairu fil jamiya"

(nuestro camino es compartir y lo bueno se halla en el encuentro)

Orden Naqshbandi España

Entre las distintas ordenes sufis o tarikas, la Naqshbandiyya es la única que encuentra su linaje a partir de la figura de Abu Bakr as-Siddiq (que Allah santifique su secreto).

Él fue el más cercano de cuantos discípulos tuvo el noble Profeta Muhammad (paz y bendiciones sobre él), su sucesor como Califa de la comunidad y aquel de quien el propio profeta dijo: “todo cuanto Dios depositó en mi corazón, yo lo he depositado en el corazón de Abu Bakr”.

La particularidad principal de la Orden Naqshbandi reside en la práctica del Zikr silencioso o del corazón, y de ejercicios de respiración utilizados para despertar los centros energéticos del cuerpo o lataif. Estas prácticas dirigidas y guiadas por el sheikh o maestro de manera individual para cada discípulo, son la base a partir de la cual edificar un estado de presencia en el aquí y ahora, para más tarde centrar al discípulo en la contemplación de lo divino y hacerlo progresar hasta el encuentro con la Divina Presencia.
Mobirise
Mobirise
Mobirise

El origen de todas las órdenes sufis

El Profeta

"Realmente en el Mensajero de Allah tenéis un bello ejemplo para quien tenga esperanza en Allah y en el Último Día y recuerde mucho a Allah."
Corán 33:21

La guía del discípulo

El Maestro

La práctica principal del Camino Naqshbandi

El Dhikr

DHIKR - El recuerdo de Dios
ذكر الله

El recuerdo de Dios (dhikr) es el medio por el cual las estaciones dan su fruto, así el buscador llega a la Divina Presencia.

En el viaje a la Divina Presencia, la semilla del recuerdo se siembra en el corazón y se alimenta con el agua de la alabanza y el alimento de la glorificación hasta que el árbol del dhikr comienza a enraizarse profundamente y a dar frutos. Es el revivificador que nos despierta del sueño de la desatención, es el puente al Recordado.
CONCIENCIA DE LOS NÚMEROS

وؤوف عددي

Conciencia de números significa que el buscador que recita el dhikr debe observar el número exacto de repeticiones del dhikr silencioso del corazón.

Shah Naqshband dijo, 'Observar los números en el dhikr es el primer paso en adquirir el Conocimiento Celestial.' Esto significa que contar lo conduce a uno a reconocer que solo Uno es necesario para la vida. Todas las ecuaciones matemáticas necesitan del número Uno. Toda la creación necesita solamente de Uno.

Las raices y la evolución de la orden Naqshbandi

La Historia

La transmisión del conocimiento en el Islam y por ende en toda orden sufí arranca de la figura misma del Noble Profeta Muhammad (paz y bendiciones sobre él y su familia). 

El Profeta (la paz sea con él) enseño a todos sus compañeros en diferentes grados de sabiduría y es conocido que Abu Bakr as-Siddiq y Sayyidina Ali (Allah santifique el secreto de ambos) fueron aquellos que heredaron en mayor medida el conocimiento interior y exterior del mensaje profético.

La denominación de la Cadena dorada de conocimiento Naqshbandi ha cambiado de siglo en siglo.

Desde el tiempo de Abu Bakr as-Siddiq hasta el de Bayazid al-Bistami era llamada as-Siddiqiyya. Del tiempo de Bayazid hasta el de Abdul Jalik al-Ghujdawani se llamaba at-Tayfuriyya. Del tiempo de Abdul Jalik al-Ghujdawani hasta el de Shah Naqshband se llamó la Khwajaganiyya. Desde el tiempo de Shah Naqshband y durante el de Ubayda Allah al-Ahrar y de Ahmad Faruqi, fue llamada Naqshbandiyya.

Las reglas de la orden Naqshbandi

Los Principios

Conciencia de la Respiración:

 Sé consciente de cada instante. No dejes que tu atención se asombre por la duración de un solo suspiro. Tente presente a ti mismo y en todas las situaciones. Respiración consciente (hosh dar dam) significa "mente" (hosh) y "respiración" (dam).

Vigila tu Paso:

Mantén tu atención delante de ti a cada paso que das. Conciencia de las acciones. Significa que el seguidor mientras camina debe mantener sus ojos en sus pies. Donde el este por poner sus pies, sus ojos deben estar allí. Él no debe mirar aquí o allá, derecha o izquierda o frente a él, porque visiones innecesarias pondrán velos a su corazón.

Viaje al Hogar:

Recuerda que estás viajando desde el mundo de la creación hacia el mundo del Creador. Se relata que el Profeta (la paz sea con él) dijo, “Yo voy hacia mi Señor, desde un estado a un estado mejor, y desde una estación a una superior.” Se dice que el seguidor debe viajar desde el deseo por lo prohibido, hacia el deseo por la Presencia Divina.

Soledad en la Multitud:

En todas las actividades exteriores mantente interiormente libre. Aprende a no identificarte a ti mismo con cualquier cosa. La habilidad de remover la conciencia de lo exterior, y luego volver a conectarla.

Recuerdo:

Recuerda a tu Amigo (Dios). Que la plegaria de tu boca sea la plegaria de tu corazón. El término de Abdul Khaliq fue yad kard. Yad (recuerdo) es dhikr y kard es hacer el dhikr. La acción del dhikr es la esencia o el corazón del recuerdo.

Regreso:

Este es un estado en el que el seguidor, que recita dhikr a través de la negación y la afirmación, llega a comprender la frase del Santo Profeta, “Oh mi Dios, Tú eres mi Objetivo y Tu Placer es mi propósito.”

Atención:

Significa que el seguidor debe vigilar su corazón y cuidarlo impidiendo que malos pensamientos entren en él, porque impedirán la unión con lo Divino. Es reconocido en la Orden Naqshbandi, que si un seguidor salvaguarda su corazón de malas inclinaciones por quince minutos es un gran logro.

Reunión:

Se refiere a cuando el que recita el dhikr protege a su corazón con la negación y afirmación en cada respiración sin abandonar la Presencia de Dios, Todopoderoso y Exaltado. Requiere que el seguidor mantenga su corazón continuamente en la Presencia divina de Dios.

Conciencia del Tiempo:

Vigilar la propia tendencia al olvido. El seguidor debe saber cuanto tiempo ha empleado en moverse hacia la madurez espiritual y debe darse cuenta a que lugar ha llegado en su viaje hacia la Presencia Divina. El seguidor debe progresar con todas sus fuerzas. Debe utilizar todo su tiempo para alcanzar su único objetivo, arribar a la estación del Amor Divino y la Presencia Divina.

Conciencia de los Números:

El seguidor que está recitando el dikhr debe ser consciente del número exacto de repeticiones que comprenden el dikhr silencioso del corazón. Mantener la cuenta del dikhr no es por la cuenta en sí misma, sino para proteger al corazón de malos pensamientos, y que se concentre más en el esfuerzo por alcanzar lo antes posible la repetición prescrita por el Sheikh.

Conciencia del Corazón:

Significa dirigir el corazón del seguidor hacia la Presencia Divina, donde solo verá a su Amado. Significa experimentar Su manifestación en todos los estados.

La Cadena de maestros desde el Santo Profeta hasta Sheikh Mehmed

La Silsilah

1. Prophet Muhammad ibn Abd Allah, Salla Allahu `alayhi wa alihi wa sallam

2. Abu Bakr as-Siddiq, radiya-l-Lahu`anh


3. Salman al-Farsi, radiya-l-Lahu`anh


4. Qassim ibn Muhammad ibn Abu Bakr


5. Jafar as-Sadiq, alayhi-s-salam


6. Tayfur Abu Yazid al-Bistami, radiya-l-Lahu canh


7. Abul Hassan Ali al-Kharqani, qaddasa-l-Lahu sirrah


8. Abu Ali al-Farmadi, qaddasa-l-Lahu sirrah


9. Abu Yaqub Yusuf al-Hamadani, qaddasa-l-Lahu sirrah


10. Abul Abbas, al-Khidr, alayhi-s-salam


11. Abdul Khaliq al-Ghujdawani, qaddasa-l-Lahu sirrah


12. Arif ar-Riwakri, qaddasa-l-Lahu sirrah


13. Khwaja Mahmoud al-Anjir al-Faghnawi, qaddasa-l-Lahu sirrah


14. Ali ar-Ramitani, qaddasa-l-Lahu sirrah


15. Muhammad Baba as-Samasi, qaddasa-l-Lahu sirrah


16. as-Sayyid Amir Kulal, qaddasa-l-Lahu sirrah


17. Muhammad Baha'uddin Shah Naqshband, qaddasa-l-Lahu sirrah


18. Ala'uddin al-Bukhari al-cAttar, qaddasa-l-Lahu sirrah


19. Yaqub al-Charkhi, qaddasa-l-Lahu sirrah


20. Ubaydullah al-Ahrar, qaddasa-l-Lahu sirrah


21. Muhammad az-Zahid, qaddasa-l-Lahu sirrah


22. Darwish Muhammad, qaddasa-l-Lahu sirrah


23. Muhammad Khwaja al-Amkanaki, qaddasa-l-Lahu sirrah


24. Muhammad al-Baqi bi-l-Lah, qaddasa-l-Lahu sirrah


25. Ahmad al-Faruqi as-Sirhindi, qaddasa-l-Lahu sirrah


26. Muhammad al-Masum, qaddasa-l-Lahu sirrah


27. Muhammad Sayfuddin al-Faruqi al-Mujaddidi, qaddasa-l-Lahu sirrah


28. as-Sayyid Nur Muhammad al-Badawani, qaddasa-l-Lahu sirrah


29. Shamsuddin Habib Allah, qaddasa-l-Lahu sirrah


30. Abdullah ad-Dahlawi, qaddasa-l-Lahu sirrah


31. Khalid al-Baghdadi, qaddasa-l-Lahu sirrah


32. Ismail Muhammad ash-Shirwani, qaddasa-l-Lahu sirrah


33. Khas Muhammad Shirwani, qaddasa-l-Lahu sirrah


34. Muhammad Effendi al-Yaraghi, qaddasa-l-Lahu sirrah


35. Jamaluddin al-Ghumuqi al-Husayni, qaddasa-l-Lahu sirrah


36. Abu Ahmad as-Sughuri, qaddasa-l-Lahu sirrah


37. Abu Muhammad al-Madani, qaddasa-l-Lahu sirrah


38. Sharafuddin ad-Daghestani, qaddasa-l-Lahu sirrah


39. Abdullah al-Fa'iz ad-Daghestani, qaddasa-l-Lahu sirrah

40. Maulana Sheikh Nazim al-Haqqani, qaddasa-l-Lahu sirrah

Sesiones de meditación y mención de los nombres divinos

Los círculos de Dhikr

Granada -     600 646 956
Madrid -       617 172 502
Barcelona -  626 986 436
La Vera -      629 096 339
Zaragoza -   657 046 082
Oviedo -       666 448 401
Alicante -     676 422 644
Valencia -    617 158 207
Murcia -       646 189 472
Sevilla -       655 090 215
Canarias -    626 511 598

Anas ibn Malik transmitió: El Enviado de Allah, la paz y las bendiciones sean con él, dijo, “Cuando paséis por las praderas del Paraíso, disfrutad de ellas". Dijeron: "¿Qué son las praderas del Paraíso?". El Profeta dijo: "Los círculos del recuerdo".

Sunan al-Tirmidhī 3510